ECOGAL consolida cada año su Sistema de Gestión Ambiental con la certificación ISO

En 1971 Linda Nochlin escribió su famoso ensayo ¿Por qué no han existido grandes artistas mujeres? en el cual analizaba la ausencia de mujeres en la historia del arte y cuestiona las razones detrás de ello. Curiosamente, Nochlin concluyó que la falta de representación femenina no se debía a la ausencia de talento o habilidad, sino a una serie de barreras institucionales, sociales y culturales que limitaban la participación de las mujeres en el arte.

Y quizá, más allá del arte.

Esta semana Banco ProCredit Ecuador se une a la celebración del “Día Internacional de la Mujer y la Niña en la Ciencia”. Lo hacemos porque creemos en el potencial de todas las personas, indistintamente de su género. 

Sin embargo, esta fecha no sólo cobra relevancia por la genialidad de Marie Curie o las investigaciones de Katya Romoleroux, entre muchas otras mujeres apasionadas por la Academia. Hoy -y todos los días que hagan falta- debemos llamar la atención sobre la brecha de género presente en la ciencia, la tecnología, la ingeniería y las matemáticas (STEM, por sus siglas en inglés).

La baja participación de las mujeres en estas profesiones ha sido una constante desde que se tiene registro. Según datos de la UNESCO, las mujeres representan menos del 30% de los investigadores a nivel mundial y solo alrededor del 35% de los estudiantes matriculados en programas de educación superior en campos STEM. En Ecuador, este indicador es menor al 20%, según cifras gubernamentales.

Las profesiones STEM suelen tener una mayor demanda laboral y ofrecer salarios más altos en comparación a otras disciplinas. Es decir, la participación en estos ámbitos académicos tendrá repercusiones profundas en la distribución de ingresos futuros, el acceso a empleos de alta remuneración y la representación en la toma de decisiones. 

Por ello es fundamental implementar medidas que fomenten la inclusión y la igualdad de oportunidades, y que exista una competencia justa en el largo plazo. En palabras de Karen Angulo, ingeniera en mecatrónica y especialista de la Unidad de Sostenibilidad de Banco ProCredit Ecuador: “Debemos inspirar a las nuevas generaciones a perseguir sus sueños, sin importar su género y desafiando los estereotipos. Creemos firmemente que, al invertir en el talento y el potencial de las mujeres, construimos un futuro más próspero y equitativo para nuestra sociedad y para las generaciones venideras”.

En Banco ProCredit Ecuador, nos comprometemos a trabajar en colaboración con instituciones educativas, organizaciones públicas y privadas y con la comunidad en general para cerrar esta brecha de género. Queremos ver mujeres en la ciencia, la tecnología, la ingeniería, las matemáticas y el arte: mujeres sin límites, mujeres por doquier.