El Impacto de Medir Nuestra Huella

La huella de carbono es una medida que se utiliza para evaluar la cantidad total de gases de efecto invernadero (GEI) liberados a la atmósfera como resultado de las actividades humanas, o de un producto, servicio o evento específico. Los GEI contribuyen al calentamiento global al atrapar el calor en la atmósfera y aumentar la temperatura de la Tierra.

La medición de la huella de carbono es especialmente importante en la lucha contra el cambio climático, ya que ayuda a identificar las áreas donde se pueden reducir las emisiones y tomar medidas para mitigar el impacto ambiental. Las empresas y gobiernos a menudo realizan evaluaciones de su huella de carbono como parte de sus esfuerzos para reducir las emisiones y adoptar prácticas más sostenibles. También existen certificaciones y estándares relacionados con la huella de carbono, que pueden utilizarse para demostrar el compromiso de una entidad con la reducción de su impacto ambiental.

En Ecuador, de forma voluntaria, las empresas pueden aplicar la normativa ISO 14064 para gestionar sus emisiones de GEI. Precisamente la ISO 14064 consiste en una serie de estándares internacionales desarrollados por la Organización Internacional de Normalización (ISO) que se enfocan en la gestión y la cuantificación de las GEI. Adoptar esta guía permite garantizar una comunicación transparente sobre el impacto ambiental generado por el sector privado.

El pasado lunes 28 de septiembre, Banco ProCredit recibió el distintivo de Cuantificación de Huella de Carbono por parte del Ministerio del Ambiente, al demostrar su coherencia con la normativa ISO 14064. “Además de adecuar nuestras operaciones para mitigar la huella de carbono, hemos elaborado un informe con el inventario de emisiones que fue revisado por un auditor externo, certificando los procedimientos y la documentación de respaldo para la obtención del cálculo total”, explica Karen Angulo, Especialista Energética de Banco ProCredit.

De esta manera, Banco ProCredit continúa generando impacto y trabajando en la lucha contra el cambio climático. Sus operaciones están alineadas con los Objetivos de Desarrollo Sostenible, de la mano de estrategias orientadas a la reducción y neutralidad de sus emisiones, con miras a convertirse en una entidad Carbono Cero.